Callejón López 15 , 29120 Alhaurín el Grande, Málaga, Spai

952 26 27 10 // 680 38 42 95

centro veterinario pets n´roses

Bienvenido a centro veterinario pets n roses
Welcome

Nutrición Canina

image1

 Un perro necesita toda el cariño del mundo. Y la mejor manera de demostrárselo es ofreciéndole lo mejor. El mejor trato. Los mejores cuidados. Y la mejor alimentación. 


¿Qué come el perro? 

Los cánidos, incluyendo a los perros, lobos y sus antecesores, cazan en grupo y, aunque comen carne de presas pequeñas y grandes, tienen variados hábitos alimenticios que incluyen el consumo de: bayas, otras frutas y, diferentes partes de plantas. Es decir, los perros son omnívoros (del latín omnis, todo + vorare, comer). En cambio, los gatos son carnívoros estrictos. Si bien, anatómicamente el perro tiene características de carnívoro, presenta diferencias metabólicas que acentúan su naturaleza omnívora. 

El perro tiene la habilidad digestiva y metabólica para llenar sus requerimientos nutricionales (proteína, energía, etcétera) a partir de una gran cantidad de ingredientes.  

Los perros requieren llenar sus necesidades diarias no sólo de proteína sino también de energía (grasas y carbohidratos), vitaminas, minerales; éstos son cubiertos por la mezcla de diversos ingredientes tanto de origen animal como vegetal e incluso sintético (vitaminas y metionina por ejemplo). 

Los granos de cereales (maíz, trigo, arroz, sorgo), son una excelente fuente de energía pues contienen almidón (cadenas de glucosa). También aportan proteína de buena calidad, pero en menor proporción que la carne; además tienen buena digestibilidad y son relativamente económicos. 


Analizando las circunstancias en que come el lobo entenderemos el comportamiento alimentario natural del perro, es decir: 

1) acapara el alimento, 

2) come apresuradamente, 

3) le gusta enterrar huesos en el jardín y

4) le basta una comida al día. 

 

¿Cuántas comidas por día debe comer mi perrro?

Adultos sanos: basta con una comida al día. Pero el perro adulto se adapta a su amo (desayuno, comida, cena, lunch, almuerzo, vigilia, botana, etc.)

Cachorros destetados: mínimo 3 comidas al día o más. 

Perros ancianos: 3 comidas al día (pérdida de piezas dentarias, y pérdida de eficiencia intestinal). 



Nutrición Felina

image2

¿Qué come el gato?

El gato doméstico pertenece a la familia Felidae, y es un carnívoro estricto. Al contrario que en el perro, la morfología del gato doméstico no se ha alejado de la de sus antepasados salvajes. 

¿Cuántas veces le doy de comer al día?

Para responder a esta pregunta, vamos a explicar el comportamiento nutricional de los gatos en su estado salvaje:

Los gatos salvajes son cazadores solitarios y oportunistas. Atrapan pequeñas presas (pequeños pájaros, ratones...) y se las comen solos.  Así pues, la alimentación felina comprende una serie de comportamientos distintos:

Normalmente empieza por la búsqueda de la presa, seguida por el acecho, después, la caza y, por último, la matanza. 

Está comprobado que la captura de la presa, su muerte y su consumo son acciones independientes. Es decir, la captura y el sacrificio de la presa parecen igualmente independientes del hambre. Por el contrario, si tiene hambre, la secuencia de caza es completa, pues el hambre impulsa al gato a su consumo. Es muy frecuente que un gato doméstico mate alguna presa pero que nunca llegue a comérsela; muchos de nosotros habremos recibido el “regalo” de nuestros gatos, la presa que han traído a casa, a veces para nuestra consternación como dueños. Para esos gatos, algo como un collar al cuello con un cascabel puede ser una solución; ya que alerta con antelación a sus posibles presas. De vuelta en casa, la mayoría de los gatos acabarán prefiriendo comer en su bol la comida preparada para gatos antes que la presa cazada. Esta separación de los comportamientos alimentarios y de caza resulta un elemento fundamental para explicar la capacidad de adaptación de los gatos al entorno doméstico. 

Entonces. puesto que los gatos realizan numerosas comidas pequeñas cuando cazan, la mayor parte de ellos no se sacia con una sola comida. Por lo que, el propietario deberá darle de comer un mínimo de dos veces al día. No obstante, un aumento de la frecuencia de las comidas puede ayudar a controlar el hambre y disminuir el comportamiento de petición. El alimentar a un gato ad libitum, no nos permitirá llevar un control de la cantidad diaria de comida que ingiere su mascota y, además, puede favorecer a la obesidad de la misma. 

Consejos...

  • Es muy importante, tener en cuenta la organización territorial de la vida del gato. Para él, cada lugar está destinado a una función definida (comer, descansar, jugar, defecar y orinar) y estas funciones no se mezclan. Una persona no comería en medio de la entrada del metro o en los servicios: lo mismo ocurre con los gatos. La bandeja con la arena higiénica debe estar situada lejos del comedero. 
  • El comedero debe ser pequeño con el fin de controlar el consumo de alimentos y rellenarse con frecuencia. Es necesario limpiarlo con regularidad a fin de evitar malos olores y por razones de higiene. 
  • En las casas donde viven varios gatos, cada uno debe tener su propio comedero. Interacciones antagonistas entre ellos pueden impedir a algunos el acceso a los alimentos lo cual provoca pérdidas de peso y a veces problemas patológicos. Además, puesto que los gatos no siempre comparten el espacio a partes iguales, los recipientes de comida y bebida deben estar repartidos por todo el territorio, en función de los lugares donde cada gato pasa la mayor parte de su tiempo. 


NOSOTRAS TE ASESORAMOS

Pásate por nuestro Centro y te aconsejaremos la dieta más adecuada para tu mascota. Contamos con una gran variedad de productos, tanto fisiológicos como dietas médicas.


¡Empieza a cuidarlos desde dentro!